Trasfondo de los Cultos Genestealer

Hoy los de Warhammer Community nos cortan un poco el rollo de avance de reglas y en su lugar nos dan trasfondo. Que tampoco da para queja, pero yo casi que prefiero leerlo con mi codex.

La primera maldición

Ya sea en pecios espaciales, o escondiéndose en naves, los Genestealers tratarán de llegar a mundos habitados, listos para ser infectados. Victimas selectas serán imbuidas de una porción de código genético de estos, inyectado a través de un ovopositor, en el proceso conocido como el Beso Genestealer. Esto deja cuerpo y mente de la victima alterados, forzando a esta a reverenciar al  alienígena.


Se funda el culto

Aunque solo el primero que infecte evolucionará en un Patriarca, los demás Genestealers continuarán corrompiendo la población nativa del planeta, y la descendencia de estas victimas serán grotescos híbridos. Estos primeros hibridos crecerán siendo acólitos leales, conocidos como la primera generación.

Esta primera oleada de cultistas usa sus habilidades hipnóticas para atraer a otros a su causa, uniéndose al culto y después generando descendencia, dando lugar a la segunda generación, ligeramente más cercana a sus padres.

Evolución

Mientras crece el culto en tamaño, con el tiempo el ciclo continúa, generando la tercera y cuarta generación, que muestran muchas menos mutaciones. Estos híbridos, conocidos como neófitos, pueden pasar por humanos. Usan esto como ventaja, procurándose posiciones de influencia en la sociedad del planeta, para más adelante poder explotarlo a favor del Culto.

El ciclo comienza de nuevo

La descendencia de la cuarta generación son Genestealers Purasangre. Sus padres los ven como criaturas bellas, que serán protegidas a toda costa. Esta nueva oleada de Genestealers crecerá para reforzar los números del culto, infectando nuevas víctimas, o buscando nuevos planetas que corromper.

Aberraciones

Aunque es raro, a veces surgen anomalías en cualquier etapa del ciclo generacional, creando mutantes musculosos conocidos como aberrantes. Estas abominaciones sirven a un propósito. Armadas con herramientas de gran poder, cavan túneles y despejan cavernas, para expandir las guaridas secretas del Culto. Otros mutantes, conocidos como Metamorfos, surgen cuando se acerca  la guerra, y estos muestran mutaciones mucho más alienígenas, como látigos orgánicos o cuchillas afiladas.

Disturbios

La influencia del culto crecerá con cada generación, y sus agentes tratarán de estorbar a la población normal. Surgirán leyendas de los pistoleros Kellermorfo desafiando la ley, y bandas de Chacales Atalan se enfrentarán en las calles a las fuerzas locales de defensa. Cada día que pase, el Culto irá aumentando su presión sobre el desdichado planeta.

El día de la ascensión

Mientras el culto crece en poder, los planes para tomar el control del planeta se pondrán en marcha. Líderes surgirán entre la jerarquía del Culto, agentes psíquicos o carismáticos demagogos, que con sus soflamas agitaran a los cultistas, así como estrategas militares, listos para la guerra venidera. En cuanto el culto termine su preparación, el planeta estará condenado.

El ciclo generacional

Y hasta aquí el trasfondo de hoy ¡A ver qué viene mañana!

Previous La rueda de los rumores de GW: cuerdas atadas
Next Cultos Genestealer, más reglas