in

Zonas de Batalla en Octava Edición

Uno de los añadidos de la Octava Edición de Warhammer 40.000 son las Zonas de Batalla. Veamos qué nos cuenta hoy GW sobre ellas.

Entre los muchos mundos del lejano futuro, las batallas son combatidas en todo tipo de ambientes mortíferos y exóticos: en las profundidades del espacio, en las impenetrables junglas, entre navíos espaciales en duelo, en el cenagal de una red de trincheras con artillería, en el corazón de una tormenta etérica… y la lista continúa. Algunas de las batallas más icónicas de Warhammer 40.000 han tenido lugar en ambientes muy poco usuales. Las Zonas de Batalla te permiten llevarlos a tu tablero.

Efectivamente, son reglas especiales que pueden aplicarse sobre cualquier otra partida para representar un ambiente poco usual. Los próximos libros de Warhammer 40.000 cubrirán tres de estos ambientes: Combate Nocturno, Vórtice Psíquico y Fuego y Furia. Para tener una idea de cómo interactúan con el juego, veamos el ejemplo de Fuego y Furia: reglas para combatir mientras llueve un infierno a tu alrededor.

Como se puede ver, estas reglas alteran la forma de jugar y la situación de los ejércitos, lo que no sólo implica un nuevo reto táctico sino que es increíblemente cinematográfico. Imaginemos un asalto de Templarios Negros sobre un Piedro Orko mientras llueven meteoritos a su alrededor, o a un enorme regimiento de Tropas de Choque de Cadia y a la Legión Negra combatiendo sobre un mundo devastado mientras sus flotas luchan por la supremacía orbital. No se puede decir que no mole.

Lo que es bastante elegante sobre estas reglas es que pueden usarse en cualquier misión, dando una gran rejugabilidad a las misiones del reglamento de Warhammer 40.000, que ya de por sí son un número considerable.

Los jugadores narrativos van a pasarlo bomba con estas Zonas de Batalla. Imaginemos usar un mapa de campaña en el que cada localización tiene su propia Zona de Batalla, o donde los jugadores tengan la opción de atacar de noche, o con soporte de una flota, o cualquier otra cosa que se nos pueda ocurrir.

Aunque es cierto que se han creado pensando en el juego narrativo, nada impide que se usen en los otros modos de juego, incluso en el competitivo. Si se quiere añadir un poco de sabor extra a un evento de juego competitivo, por ejemplo, podría decidirse que cada mesa del torneo tenga unas reglas de Zona de Batalla concretas, o que la primera ronda de partidas del día sea de Combate Nocturno.

Es nuestro hobby: volvámonos un poco locos.

 

 

Trasfondo Tiránido del Index en español

La rueda de los rumores de GW: ¿metal o tela?