in

Primeras impresiones de ‘Sangre y Deber’, episodio 1 de Angels of Death

La serie de Warhammer+ protagonizada por Ángeles Sangrientos es una de las grandes protagonistas de Warhammer+ en su sección de animación. Hoy hemos podido disfrutar de este primer episodio.

Cada semana iremos comentando nuestras primeras impresiones de la serie Angels of Death de Warhammer+, cuyo primer capítulo ya está disponible en el servicio online de WarhammerTV. ¡Ojo, porque todo lo que hay en este artículo son spoilers!

Blood and Duty (Sangre y Deber) es ante todo un gran impacto en el espectador que intenta dejar claro el estilo de la serie: luces y sombras, personajes que ocupan gran parte de la escena, diálogos rotundos y música de gran calidad para envolver el ambiente grimdark de los Adeptus Astartes. El blanco y negro con resaltado en rojo es una decisión que recuerda sin duda al clásico Heslreach o a Sin City.

El capítulo comienza con el Capitán Orpheo en su armadura de Exterminador masacrando genestealers con su espada de energía tras haber perdido su brazo izquierdo y quedarse sin munición para el bólter de asalto. Es un inicio lleno de acción que da paso al espectacular opening de la serie. Música épica, escenas que atrapan al espectador de inmediato y una duración corta pero intensa.

Tras el opening podemos ver a un Ángel Sangriento, Kazarion, sufriendo las conocidas visiones sobre Horus que amenazan a todo hijo de Sanguinius. Junto a él conocemos también al Capellán Rafael, que no deja de sorprenderse de que Kazarion se comporte de manera extraña desde que vuelto de su servicio en la Deathwatch.

La influencia de Blade Runner es evidente tanto en la estética como la música de la escena de transición, que sigue llenando el episodio de inmersión en el Crucero de Ataque Espada de Baal, que ahora sabemos que es el lugar en el que estaban Kazarion y el Capellán Rafael. La capitana Solken está al mando del crucero y su personalidad es absorbente desde el primer momento: la actriz que le pone voz y los gestos de la animación dejan claro que no dudaría ni un instante en hacer lo que fuera necesario para cumplir sus objetivos por el Emperador. Y su objetivo actual es salir de ese sistema, donde están atrapados rodeados por tormentas disformes.

La capitana Solken exige a las fuerzas orbitales del planeta que orbitan que les ayude a localizar al Capitán Orpheo, con el que han perdido comunicación desde que bajó a la superficie. Por degracia, unos «elementos rebeldes» lo impiden. Otra transición nos lleva al almacén de semilla genética del crucero, donde conocemos al sargento Ancaeus, antiguo aspirante a Sacerdote Sanguinario que ahora ha sido ascendido a sargento, y al tecnomarine Hadrael, de carácter campechano y muy hablador. Ancaeus es especialmente protector de la semilla genética, a la que quiere proteger a toda costa.

Mientras tanto, el Navegante Tabor se comunica con la capitana Solken. Tiene visiones metafóricas sobre tormentas y la luz del Emperador. Puede ver un camino entre la tormenta disforme que los retiene, un pasillo por el que podrían salir por fin de allí. De inmediato convoca a los Ángeles Sangrientos. Sólo hay 11 en el Crucero, dirigidos por el sargento y el capellán. La capitana les explica la oportunidad que se abre ante ellos para salir por fin del sistema, pero entre los Astartes hay una dura discusión sobre si deberían seguir esperando al Capitán, como propone Kazarion, o si deberían continuar con su deber y seguir su viaje, como defiende Ancaeus. La decisión llega con una señal de emergencia: es la baliza del Capitán Orpheo. Está vivo, así que preparan sus dos cápsulas de desembarco para bajar a la superficie en una escena espectacular con querubines, servoarmaduras, bólteres y letanías del capellán. Un final que promete mucha acción para el siguiente capítulo.

La música de Jonathan Hartman se acomoda al ritmo pausado del guion de Warhammer Storyforge (el equipo formado por Aaron Dembski-Bowden, Nick Kyme, George Mann y Andy Smillie). Como colofón final, queda claro en los créditos que ningún servocráneo ha sido dañado en el desarrollo de este episodio.

Warhammer+ tendrá subtítulos en español

Primeras impresiones de ‘La Mano de la Muerte’, episodio 1 de Hammer and Bolter