in

Primeras impresiones de ‘La Mano de la Muerte’, episodio 1 de Hammer and Bolter

La serie de Warhammer+ de historias cortas es otra de las grandes protagonistas de Warhammer+ en su sección de animación. Hoy hemos podido disfrutar de este primer episodio.

Cada semana iremos comentando nuestras primeras impresiones de la serie Hammer and Bolter de Warhammer+, cuyos dos primeros capítulos ya están disponibles en el servicio online de WarhammerTV. ¡Ojo, porque todo lo que hay en este artículo son spoilers!

Death’s Hand (La Mano de la Muerte) es la primera historia corta de la antología Hammer and Bolter, si bien es en realidad la segunda en estar disponible tras el estreno anticipado y en abierto del tercer capítulo de la serie el pasado 21 de agosto. Una vez más nos encontramos ante un episodio de unos 19 minutos con animación con influencia del Samurai Jack de Tartakovsky, buscando escenas más cercanas al formato cómic que al cinematográfico.

En el capítulo, el Tarot del Emperador anuncia una muerte sin honor al Inquisidor Kiamoro. La noticia no gusta al Inquisidor, que ejecuta de inmediato al vidente que ha usado el tarot. No parece ser el primer astrópata que cae ejecutado mientras Kiamoro busca a alguien capaz de encontrar una línea temporal en la que no se acerque una muerte inminente.

El Inquisidor Arturo llega con su séquito para acompañar a Kiamoro a Terra para su investidura. Es algo que Kiamoro parece tener claro que será un problema. Ambos se saludan ante la visión atenta de sus séquitos, llenos de soldados y asesinos. Arturo sabe todo sobre la obsesión de Kiamoro con el tarot y con los Aeldari como posibles aliados para seguir buscando una forma de evitar su supuesto destino.

El inevitable conflicto se desata, y comienza una rápida sucesión de combates que rodean al duelo a espada entre ambos inquisidores. Cuando parece que Kiamoro tiene ya la victoria en su mano, una escriba que es parte del séquito de Arturo se revela: es en realidad una Asesina Callidus. La asesina acaba con prácticamente todo el séquito de Kiamoro excepto con Si’ana, su ayudante más cercana. No logra terminar su misión porque al matar al bruto Turk, una bomba de autodestrucción la deja dañada y aturdida. Si’ana se encarga de encerrarla en una celda.

Tiempo después, Kiamoro interroga a la asesina apresada con inhibidores celulares. Quiere saber quién la ha enviado para matarlo. Pero todo el interrogatorio no es más que un cebo de la asesina para tenerlo allí, sin armadura, y que desde otra nave a gran distancia su compañero Vindicare ejecute la misión.

Un primer episodio con acción y lleno de los aspectos más oscuros del universo de Warhammer 40k, además de una música tensa de Jonathan Hartman muy apropiada. Los actores de voz logran dar muchísima personalidad a los dos personajes clave: Kiamoro y la asesina. Sin embargo, el guion es bastante más plano y directo que el de Old Bale Eye y deja un sabor de boca inferior al inicio de Angels of Death o al propio Old Bale Eye.

Primeras impresiones de ‘Sangre y Deber’, episodio 1 de Angels of Death

Primeras impresiones de ‘Rumbo a la gloria’, episodio 2 de Hammer and Bolter