in

Primeras impresiones de ‘Alzamiento’, episodio 8 de Angels of Death

La serie de Warhammer+ protagonizada por Ángeles Sangrientos es una de las grandes protagonistas de Warhammer+ en su sección de animación. Hoy hemos podido disfrutar de este octavo episodio.

Cada semana iremos comentando nuestras primeras impresiones de la serie Angels of Death de Warhammer+, cuyos capítulos están disponibles en el servicio online de WarhammerTV. ¡Ojo, porque todo lo que hay en este artículo son spoilers!

Rise (Alzamiento) nos lleva en su escena inicial a la órbita de Niades, donde el abordaje del crucero de ataque Espada de Baal desde el muelle orbital es ya una realidad. Tras el opening del episodio, en el puente del crucero la Capitana Solken ordena que se inicien los Rituales de Destrucción para que la nave no se convierta en un nido de xenos si Lord Hadrael, el tecnomarine, fracasa en su plan.

El Patriarca Genestealer da sus primeras señales de estar despertando mientras el culto se prepara para recibir a los Ángeles Sangrientos en el santuario superior de la Torre Sirena. En su ascenso en el montacargas, los genestealers les atacan y se encuentran con el Capitán Orpheo y sus hombres preparados para ejercer como ángeles de muerte. La experiencia de Kazarion sirviendo en la Deathwatch es de gran utilidad, al explicar a sus compañeros que no habrá final mientras no terminen con el Patriarca que dirige al enjambre.

Hadrael empieza a despertar, a su vez, a Lord Ignis, un Dreadnought que los acompaña a bordo del Espada de Baal. En la Torre Sirena, Orpheo envía a Kazarion y el sargento Ancaeus junto a dos hermanos más a por el Patriarca mientras él y el resto de la escuadra se enfrentan al Magus y los cultistas genestealer que intentan ganar tiempo para el Patriarca.

Capítulo cuyo nombre no engaña, con el alzamiento de los dos grandes ases en la manga que esperaban a ser despertados en cada bando. Parece claro que Lord Ignis está llamado a ser el punto de inflexión de la trama orbital, mientras que está por ver cómo se resolverá la trama de la Torre con la intervención del Patriarca.

Durante el episodio, el momento en que el Tecnomarine confunde a un servidor con otro ya destruido es de esos alivios cómicos para los que Hadrael está sirviendo tan bien durante la serie. En cualquier caso, la mezcla de religión y tecnología en el proceso de despertar del Dreadnought es perfecta para ilustrar cómo es el Imperio de la Humanidad a alguien que desconozca el trasfondo de Warhammer 40k.

Bonus track del podcast: todo lo que hay que saber sobre el II GT Sevilla

Cartas de unidades y equipo de Guardia de la Muerte (Novena Edición) para descargar