Miniatura de la semana: Timmy’s en Necromunda

Recuperamos la sección de miniatura de la semana (y posiblemente habrá más de una por semana en lo que falta de año) para mostrar el asador Timmy’s de Necromunda.

Su autor es Antonio Abajo, al que conoceréis por su encomiable labor llevando el hobby a la chavalería en su colegio, y al que entrevistamos en el programa dedicado a gente que hace grande el hobby. Hoy Antonio nos enseña esta pequeña obra de arte para Necromunda. Dejemos que él mismo nos lo cuente.

¿Cómo me dio por hacer esto? Tengo muchas bases de movimiento del antiguo Warhammer Fantasy y no sabía qué hacer con ellas, por su tamaño pensé que quedarían bien como marcadores, objetivos en Kill Team o Necromunda.

Empecé a hurgar por las cajas de restos que guardé en su día de Reinos Ogros entre otros y me percaté que tenía carne suficiente para montar una carnicería… luego me entró hambre y la idea surgió ¡Hace falta un asador!

Un asador en Necromunda no sería muy de esferificaciones sino más bien de chatarradeconstrucciones (palabra que sugiero a los catedráticos de la RAE que sea incluida ya que hace falta), así que lo primero que me busqué es una buena parrilla: sólida, metálica, de calidad… ¡la puerta de un rhino!
Lo siguiente fue la barra y el mobiliario interior, ahí los bidones y trocitos de plasticard juegan un papel estrella que las empresas de muebles suecos aún aún no comprenden o han visualizado.

Luego vino el local, algo sólido a la par de chabolesco rococó: trozos de matriz, malla metálica (gracias tienda gigante de bricolaje con logo verde y siglas LM), una base de movimiento y pegamento.

El punto clave debía ser por supuesto el cartel del local. Si quieres hamburguesas te vas a un sitio de arcos dorados, si quieres café escandalosamente caro a un local con una señora de emblema, si quieres carne de dudosa procedencia y colores poco usuales (nótese la pata de pollo morado) vas a Timmy’s.

El pintado tiré a colores vivos rojos y amarillos con metal y luego añadí la correspondiente costra de mugre, óxido y sangre que es lo que da calidad a un local fino.

Por último unos led que no alumbraran mucho completa el pack con un maravilloso tejado de chapa hecho con chapa de latas de refresco de cola.

¿Y por qué Timmy’s? Si recordáis la primera misión de Juegos de Estrategia del año pasado era salvar al Lord Almirante Timotheu van der Ville que quedó aislado rodeado de poxwalkers y un grupo de aguerridos vostroyanos iban a rescatarlo… El Lord Almirante fue degradado y expulsado con deshonor por su despiste y tras casi dos años de ese incidente se encontró con una pensión mínima a las afueras del Segmentum Solar en Necromunda. Medio arruinado decidió abrir un local, pero solo le alcanzó para los barrios bajos.

Su local tiene mucha fama entre la Casa Goliath que siempre ansían meterse proteínas al cuerpo, pero ha recibido muchas críticas de las Escher por ver disminuída la población de animales cuquis (que ellas se dedicaban previamente a cazar para hacerse estampados nuevos en sus elegantes modelitos).

Timmy «El Sobras» ha pasado por muy malas rachas como el desgraciado incidente que acabó con su pierna en el menú de un mutante indignado por la desaparición de su caniche. Ahora lleva una prótesis hecha con un par de tubos.

Pero ahora que su local está de moda seguro que los ingresos hacen que pueda escalar de posición y quién sabe si algún día escalar a niveles superiores de la ciudad colmena.

Tengo pensados otros futuros lugares hasta hacer un barrio de buen tamaño. Quiero hacer un taller-chatarrería (el taller orko será una buena base), la consulta de un médicus de dudosa moral (que ha hecho negocios con Timmy), varias chabolas apilables (al estilo de las Torres de Ready Player One), una botica, etc.

Espero que os guste.

Previous Llega el Black Friday a Bandua Wargames
Next Notas de diseño de Blackstone Fortress, en español e inglés