in

La Moral en Octava Edición

Tras habernos contado detalles sobre todas las fases del turno de la nueva Octava Edición, GW nos habla hoy de la Moral y su importante efecto en las batallas.

Los problemas de ediciones pasadas con la Moral eran dos:

  • Por un lado, en la mayoría de ocasiones no afectaba al juego. Había demasiadas formas de ignorar sus efectos.
  • Por otro lado, cuando podía afectar a alguien, es posible que hubiera que chequear Liderazgo muchas veces por turno y en diferentes situaciones, ralentizando la partida.

La nueva Fase de Moral tiene lugar una vez por turno de jugador, al final del resto de fases del turno. Afectará a la casi totalidad de unidades. Muy pocas miniaturas tendrán la opción de ignorar los efectos de la Moral.

La mecánica es sencilla: toda unidad que haya sufrido alguna baja durante el turno deberá tirar 1d6 y sumarle el número de miniaturas que han sido baja ese turno. Si el número supera su atributo de Liderazgo, la unidad pierde la cifra por la que supera Liderazgo en miniaturas adicionales. Por ejemplo, si una unidad de 10 guardias imperiales pierde 4 guardias durante el turno (2 en disparo y 2 en combate), al final del turno tira 1d6+4. Si saca en total un 9, y su Liderazgo es 7, perderá a otros 2 guardias imperiales en esta Fase, representando que han huido de la batalla.

Nada más, no hay que tirar distancia de huida, ni chequear para reagrupar, etc. Simplemente se eliminan los que huyen (que ya no es toda la unidad).

Esto implicará un aumento en las bajas del campo de batalla, ya que si una unidad sufre castigo durante el turno, en la fase de Moral es probable que pierda todavía más miniaturas. Las unidades de una sola miniatura no sufrirán este efecto.

Hay algunas maneras de paliar los efectos de la Moral. Por ejemplo, un Apóstol Oscuro del Caos permitirá a todas las unidades cercanas que pertenezcan a su misma Legión que utilicen el atributo de Liderazgo del Apóstol Oscuro. También hay formas de agravar los efectos de la Moral. Por ejemplo, un Caza Espectral Hemlock reduce en 1 el Liderazgo de las unidades enemigas a 12″, haciendo que en la práctica pierdan una miniatura más al chequear Moral.

Y con eso se cierra esta serie de artículos sobre las fases del turno. Mañana nos contarán algo más sobre el nueva avance de trasfondo, y el viernes conoceremos más sobre los ejércitos veteranos (battle-forged). Es decir, es posible que conozcamos las nuevas organizaciones de ejércitos competitivos.

La rueda de los rumores de GW: ¿una garra orka?

Ejércitos de un solo hombre en Shadow War Armaggedon (y reglas de Marbo en 40k)