La Cruzada Indomitus y el Imperio Oscuro

Ayer ya conocimos a los nuevos Marines Espaciales Primaris con sus servoarmaduras Mk X y sus mortíferos rifles bólter. Fueron desarrollados por órdenes del Primarca Guilliman hace 100 siglos, y han estado siendo creados y perfeccionados en Marte durante largos milenios.

¿Pero con qué propósito?

Quizá Guilliman, que es optimista pero no estúpido, aprendió de la Herejía de Horus y pudo prever que las fuerzas del Caos nunca cejarían en su objetivo de hacer caer al Imperio. Anticipó que esos tiempos devastadores volverían de nuevo a inundar la galaxia y sabía que más que nunca serían necesarios guerreros suficientemente duros para resistir contra ellos. Ese tiempo ha llegado, sin duda.

Mientras el Imperio se viene abajo literalmente, y las fuerzas del Caos campan a sus anchas a través de la galaxia, Guilliman lanza su Cruzada Indomitus. Ya hemos escuchado eso antes, ¿pero qué significa? Según el nuevo Warhammer 40.000, es lo siguiente:

Roboute Guilliman reunió su nueva armada. Junto con algunos de los Adeptus Custodes, un pequeño contingente de las Hermanas del Silencio y una vasta fuerza de Marines Espaciales Primaris de muchos de los nuevos Capítulos recién fundados, el Primarca marcó el rumbo. Fuerzas de ataque de más de una docena de Capítulos de Marines Espaciales ya existentes, liderados por los Puños Imperiales, se unieron a la flota. Esto comenzó muchas nuevas leyendas mientras Guilliman viajó para ayudar a planetas asediados, rompiendo esos asedios y acabando con los invasores para traer la esperanza de vuelta a los defensores desesperados. No pasó mucho tiempo antes de que las noticias se extendieran, pues todos los planetas que pudieron recibir mensajes astropáticos jalearon el regreso de un héroe mítico. Una vez más, uno de los semidioses del pasado luchó por el Imperio de la Humanidad.

Eso suena bastante prometedor para el Imperio.

Bueno… quizás. La escala de la tarea es monumental. Tras la aparición de la Cicatriz Maledictum, ningún mundo en el Imperio está libre de la guerra, y hay muchos miles de planetas que claman por ayuda y refuerzos. ¡Y eso es en la parte de la Gran Grieta en la que está Terra!

Viajar a través de la Cicatrix Maledictum es prácticamente imposible, pero se han hecho contactos esporádicos, a través de rutas temporales en la Disformidad, a alguno de los mundos mejor defendidos del otro lado; y las cosas no tienen buena pinta.

Al otro lado de la tormenta de Disformidad a escala galáctica, todo se ha ido literalmente al infierno.

Allí, la luz del Astronomicón está oscurecida tras la tormenta psíquica de pesadillas y la región al completa se ha denominado Imperium Nihilus, o Imperio Oscuro.

Entre los mundos imperiales asediados en el Imperio Oscuro hay muchos planetas de Capítulos de Marines Espaciales, incluyendo a Baal, hogar de los Ángeles Sangrientos. Las cosas ya pintaba muy mal para los hijos de Sanguinus, con una flota enjambre sobre ellos, y ahora pintan incluso peor. Aislados del contacto con la luz de Terra, los Ángeles y sus sucesores resisten contra el poder de la Flota Enjambre Leviathan, con la esperanza de soportar la tormenta.

Pues sí, los Ángeles Sangrientos están en problemas. Esta no es la primera vez que han triunfado contra todo pronóstico, ¿pero podrán sobrevivir en esta ocasión? Tendremos que verlo.

Mañana nos contarán más reglas, en este caso sobre la teleportación y las reservas.

Previous Filtrada foto del nuevo marine de plaga de la Guardia de la Muerte
Next Hoy a las 20:00 es el sorteo en directo de los 8 juegos Sanctus Reach