La Batalla por el Paso 215: presentamos a los Squats

Hoy conocemos a la primera de las facciones que lucharán a favor del Caos en La Batalla por el Paso 215, el evento narrativo de Kill Team y Apocalipsis que se celebrará en el IX GT de Talavera. Se trata unos particulares Squats, reunidos en Precipicio y que viajan a bordo de su nave El Agraviado.

La Tripulación de El Agraviado

Bueno, está claro que ese androide es una IA, ¿no crees Grungwald? – El Squat levantó la voz para que el resto de la tripulación sentada a la mesa, pudiera oírle por encima del enorme bullicio de la “Guarida de Apuestas” de Precipicio. Un lugar turbio, para tratar asuntos turbios.

+Reconozco que dudé al principio, Grimmwald, aunque el diseño era sospechoso -hizo una pausa para beber de su jarra y a continuación se limpio las comisuras y la barba con la manga de su chaqueta- Pero que haya traído las células de energía cargadas que le encargamos a aquellos dos ratlings… él solo… de momento actuaremos como si no supiéramos nada. Ya oíste el mensaje que nos dio al entregarnos las células…

– ” Unidad UR025, bajo órdenes MagoDominus X27, protocolo 32-A; colaborar con posibles aliados tácticos hasta poder regresar al origen”-el robusto Squat imitó burdamente la mecánica voz del androide, lo que provocó una leve risotadas en el resto de la tripulación, a excepción de su hermano, que le miraba ceñudo.

+Ni siquiera podemos afirmar que esa máquina no haya liquidado a los dos medianos para tener una excusa para subir abordo de “El Agraviado”. No me gusta, mi olfato me dice que podría traernos problemas. Fabrica un disruptor con capacidad para freirle los circuitos a esa tostadora y no le quitéis el ojo de encima. Parece que está dispuesto a colaborar, y su ayuda puede sernos de mucha utilidad en futuros trabajos, pero al más mínimo gesto de hostilidad hacia la tripulación, lo quiero convertido en chatarra humeante.

-Considéralo hecho y…. ahora que tenemos energía para salir de este sector, ¿qué es lo que tienes en mente, Capitán?

+Tenemos energía para salir del sector dominado por esta odiosa fortaleza -el ceño del resoluto Squat se frunció aún más, mirando al infinito, mientras recordaba los horrores que habían enfrentado en el interior de aquel laberinto de locura y a sus hermanos perdidos- y parece que nos hemos librado de pagar a esos dos medianos. Pero aún con esas, no tenemos ni créditos ni energía para volver a Cor Auri. Como no consigamos un encargo pronto vamos a tener que volver a entrar en ese maldi….

-Disculpen, caballeros -Una figura humana (a juzgar por la lengua empleada), embozada en una capucha y una capa, se erguía junto a la mesa y les hacía señas para llamar su atención.

-Habla, humano. ¿En qué podemos ayudarte?

-Tengo una oferta que desearía hacerles. ¿Podríamos buscar un lugar menos ruidoso para hablar de negocios?

-Mire amigo, nuestro tiempo es valioso, no podemos malgastarlo así como a…

El extraño arrojó una bolsa encima de la mesa, desparramando parte de su contenido sobre ésta. Miles de créditos de distintas procedencias, gemas aeldari, un artefacto… ¿necron? y más maravillas quedaron repartidas sobre la superficie metálica. Los seis Squats miraron con avaricia los objetos sobre la mesa.

-¿Será suficiente pago para que escuchéis mi propuesta?

-Ulli, Dumm, vosotros id a buscar al androide y traedlo al embarcadero. Nosotros acompañaremos a este respetable caballero hasta “El Agraviado” para escuchar su oferta con más tranquilidad…

Aquel mismo día, en el interior de “El Agraviado”…

-¿Entonces, vamos a aceptar el encargo, no es así ? ¿a pesar de que esos tipos están evidentemente tocados por la disformidad y de sus burdos intentos por tratar de ocultarlo?

+¿Cuándo nos han ofrecido una cantidad así alguna vez en 247 años, Grimmwald? Nunca. ¡¡¡Y la mitad del pago en cuanto salgamos del sistema!!! Después de ayudarles a salir de aquí, y ejecutar la segunda parte del trato, tendremos suficiente para volver a Cor Auri y retirarnos.
Empiezo a sentirme viejo, hermano…

-Mencionó que quizás la resistencia que encontremos sean Astartes… No es que me queje, sabes que adoro un combate contra un buen oponente, pero…

+Ya sabes lo que dice El KrommMagna firmado por su Emperador. Si ellos disparan primero, no rompemos el acuerdo. Sólo procura esperar a que ellos abran fuego antes de abrirle la cabeza a  alguno. No siempre podremos NO dejar testigos de tus arranques, Grimmwald.. – el Squat dirigió a su hermano una ceñuda mirada, recordando las mil ocasiones en que este se había arrojado, tan heroica como estúpidamente, al combate, entonando el nombre de sus ancestros ( y comprometiendo al resto del grupo) – Tienes suerte, quizás podamos retirarnos sin que tenga que verte morir rodeado de enemigos que te triplican el tamaño…

-Y tú te retirarás sin entender la gloria del combate en lid, capitán Grungwald -dijo con un ligero y fraternal tono de burla.

+Debí dejar que te devorase aquel endemoniado Ambull en el interior de esa maldita fortaleza.

-Tendrías que haberme permitido volver a enfrentarme a el. Habría sido una muerte gloriosa…

+Desde luego, padre habría estado orgulloso de ti Grimmwald. Ordena a todos que se preparen para embarcar. Acomoda a los “pasajeros” en la cubierta de carga y asegura al androide en la cabina de contención. Por fin nos alejamos de este apestoso y oscuro lugar de la galaxia. Esperemos que esté última escolta no nos resulte demasiado complicada…

Previous Descarga de Aeronautica Imperialis en español
Next El segundo libro del Despertar Psíquico incluye Hermanas, Templarios Negros y mucho más