La Batalla por el Paso 215: presentamos a Amebus Carbunco y El Equipo Anthrax

Hoy conocemos al último de los pequeños grupos de élite que lucharán a favor del Caos en La Batalla por el Paso 215, el evento narrativo de Kill Team y Apocalipsis que se celebrará en el IX GT de Talavera. Se trata de una Guardia de la Muerte impresionante que nos podéis perder: El Equipo Anthrax.

Tras la llegada de noticias a Mortarion sobre la movilización de una coalición caótica que se dirigía al planeta LHS 215 C-1 y el motivo de la misma, no podía quedarse de brazos cruzados y decidió tomar parte en el plan de los dioses oscuros. El Primarca lo tenía todo dispuesto en un triple plan para asegurarse una victoria fuese cual fuese el resultado en el campo de batalla.

Por un lado envío al grueso de la Guardia a presentar batalla. Si tras la misma, la supremacía de la Guardia de la Muerte era aplastante comparada incluso con el resto de fuerzas caóticas, Mortarion en un acto de traición reclamaría la ruta para seguir expandiendo enfermedades en favor de Nurgle.

Si la victoria caótica fuera aplastante pero sus legiones no tuvieran la supremacía suficiente, simplemente mantendría aquella alianza en favor de los poderes ruinosos combinados y el Gran Plan.

El tercer plan, el que fuese cual fuese el escenario en el que desembocara la batalla no podía fallar, era el envío de una escuadra de perdición y muerte, de enfermedad y desesperación. Un comando de infectos guerreros portadores de una nueva cepa de enfermedad desconocida tan potente capaz de expandirse entre humanos y xenos por igual, capaz de afectar incluso a máquinas, y cuya virulencia y expansión se veía potenciada con la presencia de cadáveres.

Dicha enfermedad tiene la capacidad de infectar tanto a vivos como a cadáveres, asegurando que si el escuadrón resulta aniquilado, la enfermedad empezaría a expandirse en el planeta de forma lenta, condenándolo a una muerte inexorable con el devenir de los años. Si por el contrario el escuadrón tiene éxito, por cada cadáver o ser vivo que se cruce en su camino la velocidad de contagio se multiplicará exponencialmente, influyendo en el resultado de la batalla en curso.

Este comando de ocultas intenciones conocido como El Equipo Anthrax, al mando de Amebus Carbunco no dudará en infectar vivos o muertos, enemigos o aliados para conseguir esbozar una sonrisa en la cara del Gran Abuelo.

Previous Podcast 140: Salamandras y Puños Imperiales, trasfondo y reglas
Next La Batalla por el Paso 215: las fuerzas de Ulthwé y Corsarios se preparan para la guerra