Introducción a Crusade, el nuevo modo narrativo de Novena

El modo de juego Crusade, o Cruzada, trae nuevas reglas para campañas y partidas narrativas con el objetivo de revolucionar este tipo de juego. ¿Qué sabemos sobre Crusade por ahora?

Para empezar, las campañas de Crusade empiezan con ejércitos de tamaño pequeño que va desarrollándose según se gastan recursos ganados durante las batallas. Se pueden añadir refuerzos al ejército para hacerlo más grande, o mejorar las unidades con habilidades que aprenden con su experiencia en combate.

Durante una campaña de Crusade se irá forjando la narrativa tanto en las victorias como en las derrotas, con personajes volviéndose heroicos y granando mucho prestigio o poderosas reliquias. Por ejemplo, estas clásicas armas digitales son arqueotecnología de la buena (por algo ya estaban en Rogue Trader):

Otros personajes pueden llegar a estar muy afectados por heridas graves recibidas en batalla, como en este ejemplo en que vemos cómo un Personaje se hace más lento y menos eficaz al Avanzar o Cargar:

Este modo no está limitado al grupo de juego local de cada uno. Se puede usar un ejército de Crusade incluso en partidas contra listas de juego competitivo. Básicamente tu rival debe pasar rápidamente su lista de puntos a niveles de poder (sí, Crusade se juega con niveles de poder, que recordemos que en Novena serán actualizados y equilibrados en los Chapter Approved igual que los puntos de juego competitivo). Podéis jugar una misión de las de Crusade, que contará para el progreso de tu ejército. Tu rival tendrá algunos modificadores positivos en función de la diferencia de “puntuación Crusade”, dado que su ejército no tendrá puntos Crusade.

Para participar en una campaña de Crusade hay que crear un Orden de Batalla, es decir, una lista de unidades de una de las 7 facciones: Imperio, Caos, Aeldari, Tiránidos, Orkos, Necrones o T’au. Esa lista tendrá inicialmente un máximo de 50 niveles de poder. Este es tu Límite de Suministros inicial, y de esta lista es de la que puedes escoger unidades para usar en cada batalla. Este Límite de Suministros puede aumentar al ganar recursos durante la campaña, permitiendo poco a poco reclutar nuevas unidades o reforzar las ya existentes en el Orden de Batalla.

Cada unidad tiene su propia tarjeta Crusade para llevar el control de su progreso, experiencia, mejoras y modificadores, así como Cicatrices de Batalla. Según avanza la campaña, tus personajes y unidades se irán definiendo más en función de las batallas en las que hayan combatido y la narrativa que les hayas ido dando. Además, cada nuevo Codex tendrá opciones temáticas adicionales para campañas de Crusade.

Previous La rueda de los rumores de GW: una base bien anclada
Next Primer rumor sobre la fecha de lanzamiento de Novena

0 Comentarios

Sin comentarios todavía

Puedes ser el primero ¡Comenta!