Games Workshop sigue creciendo pero a un ritmo más bajo

El crecimiento imparable de Games Workshop en los últimos años empieza a ir bajando su curva, si bien este último semestre vuelve a enseñar músculo con números en continuo crecimiento.

Ayer se publicaron los resultados del último semestre, que no llegan hasta la campaña navideña así que no tiene en cuenta ese plus anual de la compañía. La nueva edición de Age of Sigmar es lo más reseñable de entre los lanzamientos del semestre, de menor perfil en novedades que los anteriores.

Comparándolo con el segundo semestre del año anterior, prácticamente todos los números son de crecimiento aunque desde luego el incremento no es el boom que experimentó la empresa en semestres anteriores.

Tal y como indica el Financial Times, el crecimiento es fuerte pero a menor velocidad que anteriormente. En total se incrementan un 14% los ingresos y un 7% los beneficios antes de impuestos. Como nota negativa están los casos de Forge World y Black Library, que han bajado un 13% sus ventas.

El objetivo de Games Workshop es que la nueva factoría en Nottingham y su inversión en tecnología CRM les permita mejorar eficiencias y hacer crecer su margen y sus niveles de stock.

Con respecto al Brexit, GW opina que los dos mayores riesgos en su caso son el envío de material desde el Reino Unido hacia la Unión Europea, y la contratación y retención de empleados europeos trabajando con ellos en el Reino Unido. Ambos riesgos están siendo revisados y tendrán planes específicos en función de lo que vaya ocurriendo en el Parlamento británico.

Previous Ya a la venta el coleccionable Warhammer 40.000 Conquest
Next Avances del Culto Genestealer: el Biophagus