El trasfondo de la nueva caja Wake the Dead

No hace mucho os contábamos en el podcast el trasfondo de Tooth and Claw y cómo se estaba poniendo la cosa en Vigilus. Veamos qué novedades hay en ese crucial punto de la galaxia con esta nueva caja Wake the Dead.

Recordemos que Vigilus es un mundo clave para el Imperio porque es por donde pasa el Guantelete de Nachmund, una de las pocas rutas seguras que cruzan la Cicatrix Maledictum. El control de Vigilus permite llevar refuerzos y suministros a los mundos al otro lado de la Gran Fisura, y perder podría ser dramático en la guerra contra el Caos. Por eso Vigilus, como uno de los principales planetas imperiales, es un objetivo tentador para los enemigos del Imperio…

Tras haber rechazado a los Cultos Genestealer gracias al esfuerzo de los Lobos Espaciales de Haldor Icepelt, Vigilus parecía seguro. Pero un malentendido trágico y antiguas rivalidades han vuelto a traer la guerra a este mundo…

Previendo el desastre en Vigilus, los Jinetes Salvajes de Saim-Hann desplegaron una fuerza de ataque para asesinar a Vannadan el Marcado a Fuego, un demagogo ascendente que ya había convencido a miles de ciudadanos de alinearse con el Caos. Su misión fue un éxito… pero tuvo un precio.

Tras completar su misión, las fuerzas de Saim-Hann fueron recompensados por su servicio al Imperio con sangre y acero, siendo destrozados por un ataque de soldados imperiales que interpretraron las acciones de los asuryanis como un ataque. Por tanto no mostraron piedad alguna con los xenos, y lo que ocurrió con los guerreros de Saim-Hann fue una carnicería de la que huyeron como pudieron con las joyas espirituales de sus caídos y ganas de venganza.

Y es aquí donde se sitúa Wake the Dead. El Guardián de Almas Qelnaris trae su furia sobre Vigilus, que estará defendido por refuerzos recién llegados de Ultramarines. Para saber más, habrá que esperar a tener en las manos el contenido de la caja…

Previous Tercer Aniversario de Ordo Navarrorum, con muchas actividades y torneos
Next Los Primeros de Tanith y los Salvajes de Schaeffer, en Kill Team