Desveladas las Hermanas Arrepentidas

Las Hermanas de Batalla siguen haciendo acto de presencia poco a poco. Esta semana conocemos a las renovadas Hermanas Arrepentidas.

Cuando una Hermana de Batalla tiene que cumplir penitencia por alguna leve ruptura en su fe en el Emperador, la penitencia la cumple lavando sus pecados en un baño de sangre de herejes y gente sin fe. Les quitan sus servoarmaduras y las mandan a dar espadazos a diestro y siniestro.

Se pueden ver con facilidad en su piel los enganches de la servoarmadura. En general, además de mucho dinamismo y armas a dos manos, otro dato curioso es que a la mayoría les han cortado el pelo como parte de su castigo.

Sus pergaminos y adornos son recuerdos constantes de las penitencias que deben cumplir. Si al final logran cumplir su penitencia y vuelven de nuevo a ser recibidas en la Orden, recibirán el respeto de sus Hermanas por haber sido capaces de superar el castigo por sus errores pasados.

Como dato curioso, Santa Celestine fue una Hermana Arrepentida antes de Santa. ¡Las vueltas que da la vida!

Previous Podcast 126: Conociendo el nuevo Apocalipsis
Next La rueda de los rumores de GW: escritura cuneiforme