Armas en la Octava Edición

Como cada día, GW nos va contando más detalles sobre la Octava Edición. Tras los perfiles de atributos de ayer, hoy tocan los perfiles de las armas.

Aquí están los perfiles de tres armas icónicas de 40k: el bolter, el lanzallamas y el cañón láser:

El atributo Daño (la “D” de la tabla) es la gran novedad. Cada impacto puede generar más de una herida, si el arma utilizada es tan poderosa como el cañón láser.

El Factor de Penetración (la “AP” de la tabla, “FP” en español) ha cambiado completamente. Es un valor que modifica las tiradas de salvación. Por ejemplo, contra lanzallamas o bolter, un marine espacial o un dreadnought de los que vimos ayer seguirá salvándose a 3+. Sin embargo, un cañón láser le obligará a sacar un 6 para salvarse (que no está tan mal… las servoarmaduras vuelven a ser una verdadera armadura).

El lanzallamas no usa plantilla. Causa 1d6 impactos automáticos en la unidad objetivo, sea de una miniatura o de varias. Eso significa que veremos muchísimas unidades con lanzallamas en esta Octava Edición.

Y como ya decíamos ayer, las armas de Fuerza D han pasado a la historia. Como el límite de Fuerza ya no es 10, es posible que sea armas de enorme Fuerza, pero sin ninguna regla que saque por completo a otras miniaturas del campo de batalla.

Mañana nos contarán más sobre el nuevo atributo: el Movimiento.

Previous Nuevo vídeo sobre la lucha de Caos e Imperio en la Octava Edición
Next Grombrindal, el Enano Blanco, nos saluda en servoarmadura